Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

NUESTRO PADRE JESÚS RECORRIÓ CALLES Y RINCONES DE PARAUTA

Ayuntamiento de Parauta
Ayuntamiento de Parauta
Ayuntamiento de Parauta  • ayuntamiento@parauta.es  • 952 181 028

Ayuntamiento de Parauta

Bosque de castaños
Bosque de castaños

Bosque de castaños/Parauta/Alto Genal/Valle del Genal/Serranía de Ronda/Provincia de Málaga/España [Spain]

Parque Nacional Sierra de las Nieves, Parauta, Serranía de Ronda, Málaga, Andalucía, España
Parauta, Serranía de Ronda, Málaga, Andalucía, España
Ayuntamiento de Parauta
Ayuntamiento de Parauta  • ayuntamiento@parauta.es  • 952 181 028

Noticias


NUESTRO PADRE JESÚS RECORRIÓ CALLES Y RINCONES DE PARAUTA

Unos minutos después de las 10 de la noche del Jueves Santo, el municipio de Parauta celebró la procesión de Nuestro Padre Jesús y la Virgen de la Soledad. Los tronos, engalanados para la ocasión, fueron portados por vecinos y vecinas de la localidad partiendo desde la Iglesia de la Inmaculada Concepción, histórico templo construido en el siglo XVI.
El recorrido de las imágenes discurrió por el bello entramado urbano de Parauta, de calles estrechas y casas de un blanco impoluto, lo que confirió un carácter muy singular al desfile procesional. Un numeroso público, tanto vecinos como visitantes que han acudido al pueblo en estas jornadas festivas, quisieron acompañar a la procesión de Nuestro Padre Jesús y la Virgen de la Soledad, cuyo momento más emotivo fue el conocido como “Paso”, nombre que se le da al encuentro que se produce entre ambas imágenes en la céntrica plaza de la Constitución después de que, para llegar hasta ese lugar, los tronos se separaran en un punto del itinerario haciendo recorridos diferentes.
Tras más de una hora en las calles y en un ambiente cargado de solemnidad, fervor y emoción, las imágenes de Nuestro Padre Jesús y la Virgen de la Soledad regresaron al templo entre los aplausos de todos los presentes.